miércoles, 25 de enero de 2017

FRUSTRACIÓN.

FRUSTRACIÓN.

Tenía  noticias  del efecto que producían mis movimientos en el mundo pero no me lo creía, así que decidí comprobarlo por mí misma y emprender un viaje. Elegí ir hacia el sur porque era más cálido , más luminoso   y, pensé, mi efecto sería más visible.

Conforme iba avanzando lo que encontraba me llenó de tristeza: hambre, enfermedad, miseria, guerra, violencia, dolor, tristeza, desesperación…y, todo ello decían que era debido a mi vuelo.


Mi frustración fue tal que cuando volví, me arranqué las alas de cuajo esperando dejar de ser la causa de tanta desgracia.

CARMEN F.

2 comentarios:

Esther Planelles Arráez dijo...

Un acto muy noble, una revolución solitaria que nadie recordará, o tal vez sí, si hubiera habido un testigo... Esta pequeña historia podría ser el germen de una epopeya.

Un abrazo.

JOSEP Mª Panades dijo...

Eso es lo malo que tienen las mariposas. Sin pretenderlo, pueden causar estragos.
Un micro muy acertado.
Un abrazo.

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por visitarme.