domingo, 19 de junio de 2011

EL ALEPH. JORGE LUIS BORGES



Borges es un genio del lenguaje.

Leí por primera vez este libro cuando tenía entre 25 y 30 años, movida por la curiosidad que me inspiraba lo que había escuchado sobre él a mi, entonces, marido. Me desbordó. No entendí el lenguaje muy erudito de Borges y me perdía… también es verdad que entonces tenía ya 2 hijos pequeños y compaginaba mi complicada vida familiar con la carrera de Biología… creo que no era posible en aquel momento dedicar tiempo y entendimiento a esta joya de la literatura.

El Aleph merece y exige, para su lectura, tranquilidad, ganas,  tiempo, estudio y espacio neuronal libre.

Son 17 cuentos o historias a cual más imaginativa, fantástica y rica.

Se repiten continuamente elementos: laberintos, fantasmas, inmortalidad, muerte, miedo a la muerte, vidas circulares, Dios, dioses, magia, venganza, matemáticas, razas, monedas, religiones, el amor, la cosificación de las personas (La intrusa es tremendo) citas históricas y de autores clásicos, que demuestran un dominio poco habitual de la Cultura del autor. Es una vorágine de estructuras gramaticales que inquieta y descoloca constantemente, que te hace volver a lo leído y reestructurarlo en tu cerebro.

He vuelto a leerlo hace poco, esta vez con bastante más edad y en una situación personal muy, pero que muy diferente. He disfrutado y, a la vez, he vuelto a “sufrir” con él por su complejidad, me ha enriquecido y he admirado la capacidad intelectual de Borges.

De los 17 relatos me quedo para mí con los siguientes:

1.    El inmortal.
2.    Enma Zunz (impresionante la historia y la protagonista)
3.    Deustsches Requiem
4.    Abencaján el Bojarí, muerto en su laberinto.
5.    La intrusa ( Me ha impresionado mucho en las dos lecturas)
6.    EL ALEPH (imaginad una esfera en la que entra todo el Universo…)

Lo recomiendo, disfrutaréis y lo recordaréis por su riqueza y complejidad, es Literatura pura y dura. Preparaos para él…




4 comentarios:

Emilio Porta dijo...

El Aleph...como libro, El Aleph como relato. El primero contiene una serie de relatos extraordinarios y el segundo es, para mí, quizás el mejor relato de las segunda mitad del siglo XX, junto con algunos de Julio Cortázar. Digo para mi gusto, evidentemente. Me encanta esta entrada, Carmen. Este blog empieza con un extraordinario tono literario.

Leerio dijo...

no he leído El Aleph, ¿te lo puedes creer? ;)

Gracias, Carmela, voy a por él. Besos.

Arturo dijo...

Carmen:
Excelente entrada.
Borges es un mundo. Y yo, que ni siquiera puedo conocer o develar algo de aquello que siempre me rodeó, pienso entender al genial Jorge Luis.
Los cuentos de Borges son maravillosos, pero su poesía no le va en saga. Para leer sus ensayos, deberemos estar dentro de una inmensa biblioteca, para ilustrarnos algo sobre las referencias, que cita constantemente.
Su prosa es exquisita, elegante, precisa.
Claro que si uno acostumbra leer "best sellers", no podrá apreciar tales tesoros.
Cada vez que lo releo es una satisfacción y un descubrimiento.
Cortázar en tan bueno como diferente, respecto a Borges. Ambos me gustan, junto a Bioy Casares.
Un cordial saludo

CARMEN dijo...

Borges es inmenso, Arturo. Y como tal, requiere espacio neuronal libre y dispuesto a un ejercicio complejo pero siempre gratificante.Me alegra compartir contigo todo ésto.

Un abrazo.

Publicar un comentario

Gracias por visitarme.