miércoles, 31 de agosto de 2011

ARACNE



Reté a Atenea con mi osadía y habilidad.

Me convirtió en araña; las  lágrimas que lloré fueron tan ácidas que no se evaporan,  se convierten en hilos  receptores de almas inocentes.

Ven, te espero, pero recuerda que tu vida y la mía penden de un hilo.






                                       


3 comentarios:

Frida dijo...

Es magnífico este rescate que haces del mito de Aracne. ¡Felices Metamorfosis! ;D

Laura Frost dijo...

Jo! Qué trallazo cariño. Me encanta, me encanta.
Felicidades, cielo.

CARMEN dijo...

Muchas gracias a las dos.. besos¡¡

Publicar un comentario

Gracias por visitarme.