martes, 20 de diciembre de 2011

BUCLE



-Buenos días, estás especialmente atractiva hoy.

-Gracias, aunque debo acabar de pintarme los labios, he salido con el tiempo justo.

La circulación espantosa, como siempre .El nudo norte de la M-30 cada día es más complicado de cruzar.  Enciendo el reproductor, suena Dusty Springfied y su versión de “You don´t own me”.

-¿Por qué pones siempre la misma canción?

-Me gusta y me relaja. ¿Algún problema?

-No, ninguno. ¡Cuidado¡ cerca hay un radar y vas a más velocidad de la permitida.

-Bueno, pues sonrío a ver si salgo mona en la foto. ¡Qué pesado estás , hijo¡

Paro en un semáforo y aprovecho para perfilarme los labios, coloco el retrovisor y me miro.

-Cualquier día tendrás un accidente.

-No, si cuando te pones pelma, te pones, cariño.

Continúo el trayecto hacia mi empresa. Hoy tengo que cerrar una operación especialmente compleja, una herencia de tíos a sobrinos en la que hay que tener en cuenta el dichoso artículo 28 de la Ley Hipotecaria, con algo de suerte el comprador accederá a poner en el contrato de arras que conoce y acepta esa carga. Ya veremos.

-Casi no me haces caso, me tienes abandonado. ¿Por qué no nos vamos de viaje tú y yo en una caravana? He preparado todo, lo tengo ya  organizado  y en mi memoria. Te prometo rutas excepcionales , cientos de lugares diferentes…ya tengo marcados incluso los hotelitos con encanto en unos parajes increíbles y restaurantes de todo tipo, principalmente románticos, que son los que te gustan.¿Qué te parece?

-Pues que estás loco. ¿Qué me va a parecer? Tengo muchísimo trabajo, además ¿yo en una caravana?  Ni loca, vamos, y por otro lado está mi marido y las niñas. No, no es posible.

-Claro, tu trabajo, tu marido, las niñas. ¿Y yo qué?

-¿No irás a ponerte celoso? Ya sabías desde el principio lo que había y que entre tú y yo la relación debe ser así, restringida y limitada.

-Ya, ya lo sé pero siempre espero que algo cambie. En fin.

-Anda despidámonos como siempre, me gusta escuchar tu adiós  y llevarme tus palabras para recordarlas durante el día.
-Vale, siempre te sales con la tuya. Ya te las digo:

“Usted ha llegado a su destino”


BIIIIIPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPP¡¡¡

-¡¡¡¡Buenos días , son las siete de la mañana, las seis en Canarias¡¡¡¡¡

Abro los ojos y recuerdo inmediatamente el sueño, sonrío al hacerlo.

Me imagino contándoselo a Laura mi amiga psicoanalista. ¡Una aventura con el GPS¡ ¿Qué interpretación le daría?

Ya en el garaje abro  el coche con el mando a distancia, entro, arranco y de pronto oigo:


-Buenos días, estás especialmente atractiva hoy…


CARMEN FABRE








10 comentarios:

Manuel dijo...

¡Eres increible!

Manuel dijo...

Querida Carmen: te leí hace dos o tres días, pero el tiempo se me ha amontonado y hasta esta noche no he podido venir a decirte que me ha encantado tu relato.

Menos mal que yo no tengo GPS en mi coche... Pero, ahora que lo pienso, Rosa si que tiene... Menos mal que la voz de su trasto es femenina. Si no empezarfía a sentirme celoso.

Un beso muy grande y que tengas unos días tranquilos y felices.

CARMEN dijo...

Como siempre Manuel, muchísimas gracias por tus palabras y visita..siempre pendiente¡¡

besos y que tú también disfrutes de setos días..nos vemos¡¡

Emilio Porta dijo...

Este es un relato de hoy, escrito con agilidad, con gracia, y, además, con muchos sentidos. Es evidente que estamos estableciendo en Occidente, poco a poco, nuevas formas y estilos de vida. Se acabó lo de hablar solos. Ahora siempre tenemos un interlocutor a mano. Humanos, a través del ordenador, el teléfono, y también no humanos. La domótica lleva camino de que todo a nuestro alrededor sea inteligente. Hasta un refrigerador. O por lo menos lo parezca. Y es tan còmodo poder desenchufar una conversación cuando te apetezca...:-) Me ha encantado.

Una imagen... un sueño dijo...

Jajajajajaja!! Lo de la psicoterapéuta me ha fascinado, jajajaja!! Es un relato estupendo, consigue captar la atención del lector desde el principio. Y un final sorprendente, te felicito Carmen.
Un beso enorme, pero enorme.

Mari Carmen Azkona dijo...

Qué bueno, Carmen!!! Es una lástima que mi GPS tenga la voz de una mujer jajajaja Felicidades.

Lo cierto es que, en esta sociedad, hay tanta soledad que no sería extraño que lo que cuentas se convierta en realidad. De echo, ya hay muchas personas que recurren al teléfono, a internet...para saciar su soledad o evadirse de su realidad.

Besos y un fuerte abrazo.

CARMEN dijo...

Gracias Emilio por dedicar algo de tu tiempo a leer blogs de amigos, entre ellos el mío.

Tus comentarios siempre son de ánimo y consiguen su objetivo.

Y sí, acabaremos hablando con las máquinas, bueno, ya lo hacemos..

Un abrazo

CARMEN dijo...

¿Y qué opina mi amiga Laura del sueño?

Gracias por tu visita, niña¡¡

Besos

CARMEN dijo...

Atxia, ponle voz masculina y verás..

Gracias por tu visita, es agradable recibiros en casa..

Besos¡¡

María dijo...

Fantástico relato Carmen!!
Besos mil.

Publicar un comentario

Gracias por visitarme.