sábado, 11 de febrero de 2012

DETALLES....


Nunca comprendió por qué, pero ese día al entrar en la habitación lo supo al instante. Se encontró con la realidad de la mentira, del engaño en toda su crudeza. Lo sospechaba hacía tiempo pero detalles como la forma de la almohada, la posición del embozo , la raya en la colcha , el libro de su mesilla y algo imperceptible que flotaba en el aire, se lo confirmaron.

Clara llegó en ese momento; se miraron, no hizo falta más. Adivinó que Fernando lo sabía. Ella no necesitó excusas ni él exigió perdones.

CARMEN FABRE

4 comentarios:

Rosa dijo...

Llego la primera a este escenario y me recuesto un ratillo en tus palabras con dulzura... Es curioso pero es lo que inspira.

Gracias por este regalo mi querida amiga.

Un abrazo y gracias por seguir escribiendo para hacernos disfrutar

CARMEN dijo...

Gracias,Rosa..casi siempre eres la primera¡¡y sí, no es un relato amargo. En muchas ocasiones la acritud, la rabia ,la exigencia..sobran .

Un beso muy grande y gracias...me animas constantemente.

Manuel dijo...

Pues, queridas mías, como soy hombre y, por tanto, simple, sigo y sigo leyendo este micro y cada vez va a paor la cosa (la mía, claro).

¿Ella tenía jaquecas habituales y se había acostado?. ¿Él no había ido a trabajar -una vez más- y no quería que ella lo supiese?. ¿El o ella se acostaban con otro/a y se descubre el pastel?.

Nada, no encuentro la espuesta.

Pero está bien escrito, Carmen, eso sí.

Un beso.

CARMEN dijo...

¿Sabes que tienes razón? buena apreciación Manuel... he dado por supuesta la interpretación. Eres genial.

Un abrazo grande

Publicar un comentario

Gracias por visitarme.