viernes, 9 de marzo de 2012

PAPARRUCHAS..


-¡Bah! Paparruchas- pensé yo y cerré el libro.

Mi tía Enedina me había dejado a su muerte, entre otras cosas de lo más extrañas, un libro, se llamaba “BRUJAS  LITERARIAS”. Lo puse en la librería y abrí el periódico

De pronto oí un ruido.” La ciudad de cristal” salió volando de su sitio, cayó y se hizo añicos; “Papillón” se abrió y empezaron a salir mariposas,  de las “Rimas”  se escapó un arpa y aterrizó a mi lado; a la vez,  salieron insectos diminutos de “La Metamorfosis”.

Mientras, unas risas truculentas  sonaban cada vez más fuerte.  Espero que le toque pronto a Gigantes de Liliput  y aparezcan mis amigos, estoy aterrorizada

CARMEN FABRE

6 comentarios:

Manuel dijo...

Yo que tu no lo estaría, querida Carmen. Las brujas suelen ser buenas amigas. Ese terror ancestral hacia sus poderes, el que le tienen tu "Ciudad de cristal", tu "Papillón" o tus "Rimas", no es más que fruto de la superstición.

Prueba a hablar con ella, con naturalidad, claro, tal como lo harías con una buena amiga, verás cómo cambian las cosas y, de repente, te sientes vivir en un mundo lleno de magia.

Un beso.

Frost dijo...

Jaaaaaaaaaaaaaaaaa! Que bueno, Carmen. Bueno, pues entre otras brujas hubiera salido yo del libro. Jo, ¡con las ganas que tengo de verte! Ya sé que ando un poco perdida, pero es que los días no me dan para más. Por cierto, te hemos puesto una camita nueva para cuando vengas, y estamos adecentando la casita. ¡Qué ilusión! Un beso enorme y felicidades por este micro tan original.
Besos mil!

Magras dijo...

Me encanta la idea de que una bruja me regale un libro que haga que las palabras cobren vida más allá de mi cabeza. Yo también quiero ese libro, y veros a todos, y poneros sonrisa, y voz, y un beso en la cara bien fuerte a cada escritor de Liliput, porque sois unos gigantes a los que admiro muchísimo.

Un beso

Rosa dijo...

Entro tarde, como casi siempre a disfrutar de tus entradas, menos mal que la dicha sigue siendo igual de buena a pesar de mí misma.

Original "mico" (me encanta la palabra Laura)lleno de grandeza. Me encanta que empieces a formar parte de ese libro de tu tía Enedina.

Un beso, pero muy grande

FRANK RUFFINO dijo...

Excelente. Para qué entorpecer los sentidos con la magia? los libros son milagros ciertos, milagros abiertos si hay ojos que ahondan en ellos.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino

P.D. Saludos amiga Rosa!

CARMEN dijo...

Gracias,Manuel,Laura, Magras,Rosa y FRANK por vuestros comentarios...

Las brujas, esas "amigas brujas", que nos hacen vivir la magia de cada día.. qué sería de mí sin ellas..

Un abrazo grande, grande y FRANK, bienvenido a mi casa.. ponte cómodo.

Publicar un comentario

Gracias por visitarme.