lunes, 1 de octubre de 2012

SUBLIMACIÓN.




Arranco una a  una las hojas de mis cuadernos y las echo al fuego. Escenifico un ritual en el que yo soy la   actriz  y, a la vez,  el público que presencia mi autodestrucción. Solo   escucho el crepitar del fuego devorando mis palabras y el sonido del  reloj.

Miro las llamas sentada en una butaca, cerca de la chimenea, vestida de gala. He transformado mi vida en Literatura, me he anulado en ella, me he convertido en personaje de mi propia obra y no lo resisto más.

Abro la ventana y los trozos de papel salen volando como mariposas nocturnas, grises, negras... Entre ellas estoy  yo.

Mañana solo quedará una hoguera apagándose y un vestido arrugado en el sillón.

CARMEN FABRE

10 comentarios:

Iacob Shilenuss dijo...

Me gustan, Carmen, las dos partes de esta sublimación. Más la primera, por aquello del fuego, que es mi metáfora preferida.

Iacob

María Eva Ruiz dijo...

A veces las transformaciones son lentas y en el viaje está lo bueno de la vida.

Un abrazo grande,

María Eva.

Luis Miguel Rodrigo González dijo...

la sublimación es el más sano de todos los mecanismos de defensa. Felicidades por tu elección porque es un largo camino llegar hasta aquí.
Besos.

Emilio Porta dijo...

Carmen esto es magnífico...así, sin paliativos. A mi me dice tantas cosas...Cada uno somos cada uno, eso es evidente, pero al que no le diga nada este micro...es evidente que no ha sentido nunca lo que es escribir...y vivir. "Transformar la Literatura en vida y la vida en literatura" creo que estamos en un camino que transcurre por los mismos paisajes, sin duda.

Anuska dijo...

...me he convertido en personaje de mi propia obra...
Es un paso muy importante porque de espectadores de su propia vida está el mundo lleno.
Además el fuego, las cenizas,... me traen a la mente el ave fénix.
Será el momento de que el micro me diga ésto. Y dentro de unos días ¿qué dirá? Gracias por compartirlo.
Anuska

Mcarmen Fabre dijo...

Emilio, qué te puedo decir.. gracias por tus palabras.

Un abrazo.

Mcarmen Fabre dijo...

Gracias Anuska, cada lector obtiene algo de lo que lees, y según el momento en que lo haga, será diferente.

Un beso, gracias y bienvenida a mi sitio ..

Carmen dijo...

Precioso. Convertirse en mariposa negra de cenizas. Sólo alguien que escribe tan bien, crea tan bello.

Un abrazo.

Yolanda Martínez dijo...

Me encanta, cuanta capacidad para decir tanto en pocas palabras.

Un abrazo

Pilar dijo...

Es una metamorfosis muy bonita,al final es estar en paz con la vida..

Un abrazo

Publicar un comentario

Gracias por visitarme.