sábado, 9 de febrero de 2013

COMBINACIONES.



COMBINACIONES.

Antes de irse dijo aquellas palabras gritando y tan rápido, que no fui capaz de entenderlas. Me quedé allí, sentada en el sofá totalmente desconcertada, incapaz de comprender lo que había pasado; a mi alrededor estaban las palabras tiradas, todos los caracteres esparcidos por la moqueta roja del salón. Los recogí y  coloqué sobre la mesa. Al cabo de un tiempo, combinándolos, logré recomponer dos frases con sentido, una: ¡Volveré, no me olvides, Laura¡ Y la otra: ¡No volveré, olvídame, Laura¡


CARMEN FABRE.



17 comentarios:

Manuel dijo...

Y que verdad, Carmen!. Con cuanta frecuencia el cerebro no es capaz de procesar un diluvio de palabras que le llegan y, ni tan siquiera, somos capaces de comprender bien eso que tantas veces nos ayuda: la entonación, el volumen, la velocidad a la que son proferidas...

Generalmente es cuando contienen ese "No volveré, olvídame..."

Pero tu forma de decirlo me eriza.

Ángeles Fernangómez dijo...

Y más que "combinaciones", contradicciones combinadas.
Me encanta cómo se puede jugar con las palabras lo mismo que ellas juegan con nosotros. Me encantan las personas que tienen la mente tan ágil, que son capaces de descubrir el juego. Y contarlo. Como tú, Carmen.

Emilio Porta dijo...

Es, sencillamente, uno de los mejores microrrelatos que he leído nunca. En el concurso semanal de Gigantes le di un cinco, la máxima nota. Y ganó con todo merecimiento. Original, imaginativo, bien escrito...y con un argumento genial. Lo tiene todo.

Enrique Gracia Trinidad (EGT) dijo...

Aprovechando el envío de tus micros para nuestra actuación, he entrado en tu blog, más a saco de lo que lo había hecho nunca... Y me he tirado casi dos horas leyendo sin parar, ensimismado, encandilado.
Mi más profunda admiración y mi aplauso.
Ya hablaremos de eso de que no eres poeta y que escribes lo que se te ocurre y todas esas escapadas por la tangente.
Asombrado me tienes.

Laura Olalla dijo...

¡Ah, la ambigüedad, querida Carmen!, la mente y el corazón... ¿cómo comprender las dislesias del ser humano... ! Bellísimo relato breve, expuesto y dirigido por tu experta mano. Abrazos fuertes.

Mcarmen Fabre dijo...

Enrique.. pues no sé qué decirte más que gracias¡¡ Me dejas encantada de la vida.

Muchos besos a ti y a Sol.

Mcarmen Fabre dijo...

Laura gracias por tu visita, por leer y por comentar. Un abrazo muy grande.

Mila dijo...

Un microrrelato original y muy bonito.

Seguramente antes de marcharse dijo "las dos frases". Ya se sabe... las contradicciones del ser humano.

Felicidades, Carmen.

Mila

Besitos.

Mcarmen Fabre dijo...

Puede ser, Mila, puede ser...

Un beso y gracias de nuevo.

Mari Carmen Azkona dijo...

Carmen, con este texto confirmas esa extraordinaria cita de Cortazar que dice que la coma es una puerta giratoria del pensamiento. Un pequeño gesto con el que, no solo podemos cambar un mundo, sino destrozar un corazón.

Me uno al merecido homenaje de los compañeros, enhorabuena.

Besos y abrazos.

Mcarmen Fabre dijo...

Desde luego Mari Carmen y conocemos a una adalid de las comas ¿ a qué sí? pues ella, en parte, me sirvió de musa, ya ves..

Gracias, amiga.Un beso

©Laura Caro dijo...

Todo depende de la interpretación, del tiempo que transcurre entre las palabras y nosotros, de la reflexión que hagamos con ellas en nuestra cabeza...

Es un micro fantástico, Carmen.

Un abrazo grandote.


Mcarmen Fabre dijo...

Efectivamente Laura y.. de lo que queramos escuchar...

Besos y gracias, siempre.

astaghfirullah dijo...

precioso, y es que a veces las palabras se quedan rebotando por las paredes de la habitación. En otras ocasiones son tan densas que se quedan empapándonos la moqueta con la nos forramos el corazón.

Mcarmen Fabre dijo...

Gracias ASTAGH.. y bienvenido¡¡ Es así, tal y como dices.

Un abrazo.

Rosa dijo...

Combinaciones o contradicciones... Así es el mundo que cada uno creamos a nuestro alrededor para pisar el suelo que deseamos, aunque en el fondo sepamos que no es el deseado.

Pero esa forma de mirar y de escribirlo es privilegio de unos pocos… Cada vez que vengo a leerte me voy con la misma sensación de placidez por las cosas bien hechas.

¡Buen trabajo de nuevo mi niña!.
Un abrazo

Mcarmen Fabre dijo...

Sí, Rosa, modificamos el mundo como nos combiene, incluso inconscientemente.. muchas garcias, amiga¡

Publicar un comentario

Gracias por visitarme.