lunes, 16 de diciembre de 2013

HOLOGRAFÍA.


HOLOGRAFÍA.

A medianoche las brujas vuelan hacia su aquelarre, el hombre lobo acaba su transformación, los vampiros buscan su dosis de sangre y los fantasmas inquietan a los que duermen.

También a medianoche, una procesión de espectros menos sobrenaturales inician su peregrinaje: Insomnes, tahúres, proxenetas, almas errantes y personajes olvidados deambulan hasta el amanecer.

Mientras, alguien permanece escondido, espiando, observándolo todo.

 Más tarde, en su casa, el escritor baraja ideas, hilvana palabras y crea  mundos alternativos que se transforman en evidencias, plasmando  historias sobre el papel.

CARMEN FABRE.





9 comentarios:

JOSEP Mª Panades dijo...

La noche suele ser muy inspiradora, sobre todo para los noctámbulos. Eso o que el cerebro está más creativo cuando cesan las actividades que nos mantienen en vigilia.
Un relato muy inspirado. No sé si lo escribiste de noche.
Un abrazo.

Mcarmen Fabre dijo...

Muchas gracias, Josep. No lo escribí de noche, la verdad es que soy muy poco noctámbula, muy poco pero reconozco su magia.

Gracias por tu tiempo y comentario, Un abrazo muy grande, colega.

Emilio Porta dijo...

Ya sabes que me ha encantado. Por muchas, muchas razones... y por todas, todas las palabras :-) Y hasta el título - que, posiblemente, no todo el mundo habrá entendido en toda su dimensión - a mi, personalmente, me parece extraordinario. Si un microrrelato necesita síntesis... tu la haces hasta en el título. Bárbaro, Carmen. Magnífico. Insisto: leer es también un arte y tiene algo de ciencia. Una ciencia que necesita praxis.

Mcarmen Fabre dijo...

Gracias, Emilio. pPr leer y comentar de una manera siempre positiva.

Un abrazo y beso.

lovelotus10 dijo...

Gran relato!:)

lovelotus10 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mari Carmen Azkona dijo...

Cómo me gusta, Carmen, y me encanta eso de los mundos alternativos que se transforman en evidencias… Tan reales como los pensamientos y sentimientos que los inspiran.

Besos y abrazos.

Aldonza Laugh dijo...

Querido Nuevo Año 2014, estás a punto de nacer y el mundo por entero se amontona en la sala de espera contigua al paritorio con los ojos de la esperanza puestos en ti. Pero tendrás una vida tan corta y una carga de plomo tan grande sobre la espalda de tu almanaque que a buen seguro te será imposible acabar con todos los males terrenales que en herencia te han dejado los calendarios desgajados. Pero sí que podrías llegar a ser un buen año, el mejor de todos, el pionero de la saga de tus herederos, si propusieras ciertos cambios que tanto necesita este planeta color príncipe de cuento.
En primer lugar, podrías hacer uso de una balanza, no hace falta que sea muy grande sólo que haya sido bien calibrada, para que se repartan por igual el agua y los alimentos entre todos los habitantes, sin atender a razas, nacionalidades ni religión.
En segundo lugar, te recomiendo una buena escoba de las que están hechas con hojas secas de palma, las usadas por barrenderos porque son las que mejor se llevan la suciedad más acumulada. Pues bien, con una de ésas podrías barrer las grandes injusticias que a diario soportan los sectores más débiles de la población: ancianos, niños, enfermos y minusválidos, como consecuencia de la avaricia y egoísmo de las clases de poder.
Y, en tercer lugar, ¿Podrías hacer que los dictadores y amigos de las guerras nacieran sin ombligo? Así dejarían de mirárselo y, quizás, tal vez, se fijaran en el ombligo de las posibles víctimas.

Apenas unas contracciones más y te tendremos muy pronto en nuestros brazos. Todas las esperanzas puestas en ti.

BIENVENIDO Y FELIZ 2014.


http://lecturaalahoradelte.blogspot.com.es/

Manuel dijo...

Intangibles, como una holografía; reales como la imagen representada y tan inexistente como ella misma. Así son las horas de la noche, no por tardías menos ciertas.

Me gusta leerte, aunque sea por la tarde. Feliz año: sigue haciéndonos disfrutar de tus escritos.

Publicar un comentario

Gracias por visitarme.