miércoles, 7 de septiembre de 2011

PROFESORA


Soy profesora; tengo la suerte de trabajar en una profesión que me fascina. 


 Estoy algo harta de escuchar hablar de las horas que trabajamos los profesores, no os voy a comentar nada sobre ello, yo sé cómo, cuánto y dónde trabajo como cada uno de vosotros, pero sí os diré algo sobre él.


Cuando entro en un aula  y cierro la puerta tras de mí, siento 60 ojos mirándome y siguiendo con más o menos atención lo que hago, es un mundo por descubrir.


Intento transmitirles formas de afrontar la vida, maneras de gestionar y resolver situaciones, afición por conocer y saber, la casi obligatoriedad de hacerse preguntas constantemente, la curiosidad intelectual, el buen hacer en el trato con los demás, la sinceridad en su comportamiento, la asertividad y sobre todo la autoestima.. además doy clase imparto conocimientos y les califico,pero amigos.. creo que esa es la parte menos importante de mi trabajo.


Ese es mi trabajo y.. creedme..no lo cambio por nada..

4 comentarios:

María dijo...

Gracias Carmen.
Tu, y muchos como tu, tenéis una enorme responsabilidad, que es formar a la sociedad del futuro.
Ojalá os permitan hacerlo desde la absoluta libertad.
Un beso.

CARMEN dijo...

Gracias, María¡¡

Emilio Porta dijo...

Uno no cambia por nada lo que elige, cuando sabe por qué lo elige. Es una suerte que haya personas capaces de amar lo que hacen, aunque no siempre sea fácil, no siempre se encuentre la respuesta esperada. Pero es que el que hace las cosas, no por la respuesta de los otros, sino por la respuesta silenciosa de nuestro yo ( que no nuestro ego) tiene mucho ganado en el camino. Tiene, en realidad, el camino.

Emilio Porta dijo...

Qué pena poner precio a todo, ¿verdad?. Y no conocer el valor.

Publicar un comentario

Gracias por visitarme.