miércoles, 2 de noviembre de 2011

AÑO 2058.



Anoche me dejó; dijo que ya no me quería, que todo había terminado; mis súplicas fueron inútiles una vez más.

De nuevo el abandono, el fracaso, el dolor…pero  esta vez será la última; por mucho que me duela tengo que hacerlo, no debo esperar más.

En la boutique “FUNGI”  busco el hongo que necesito, hace falta receta del terapeuta pero he  conseguido una a precio inconfesable.

Ya en casa tomo una  dosis triple, quiero estar segura de que el efecto sea total; espero a que llegue en cantidad suficiente a mi cerebro; lloro, pero sé que es lo mejor.

A las dos horas miro su foto, no siento nada.

Los receptores de dopamina, quemados, bloqueados… no volveré a sentir  amor.

CARMEN FABRE

8 comentarios:

Laura Frost dijo...

Guau, Carmen, ¡¡qué duro!! ¿Te imaginas una vida sin poder sentir el amor? Sin experimentar el desconcierto, el deseo, el ansia, la espera... las mariposas. Me gusta porque has creado un texto completamente contrario a ti, esa es la magia de una escritora, manejar la realidad a su antojo. Creces, y creces, y creces cada día más.
Un besazo!!

Manuel dijo...

Prometo invitarte a dar un neuro paseo y me llevaré una cantimplora llena de Serotonina, a ver si remediamos así esos circuitos dopaminergicos quemados.

Mira que me gusta leerte. Un beso: nos vemos mañana

Nelson Javier Salinas Soto dijo...

Muy bueno, me ha gustado mucho.

Hay muchas personas que presas del sufrimiento estarían ansiosas de probar aquel hongo..
Aunque personalmente creo que es una medida extrema, si algo nos mantiene en esta vida es el amor, empezando por el propio...

Te saludo desde

http://desdoblamientointelectual.blogspot.com/

suerte!!!

Emilio Porta dijo...

La química en el interior...la física en el exterior. Esos multiversos no perceptibles de tu otro blog, sin duda existirán, pero lo que cuentan en este pequeño marco de nuestra concreta existencia son las órbitas perceptibles...Y esas, esas si que están muy claras.

CARMEN dijo...

Laura...alguna vez todos nos hemos sentido así..efectivamente es contrario a mí en esta etapa de mi vida.Sentir,aunque sea doloroso, es la esencia de mi vida .

Besos y gracias por venir a mi casa virtual.

CARMEN dijo...

Manuel, espero ese paseo¡¡

Gracias por tus palabras tan cariñosas.Un abrazo.

CARMEN dijo...

Nelson, gracias por tu comentario,bienvenido¡¡

Me he pasado por el tuyo y lo seguiré.

Si nos queremos y nos cuidamos podremos dar ...

Un abrazo¡¡

CARMEN dijo...

Emilio,siempre presente y animando.

Garcias¡¡¡

Publicar un comentario

Gracias por visitarme.