miércoles, 14 de diciembre de 2011

RENACIMIENTO


Vives hacia afuera, te disfrazas de algo que no eres tú; la no vida decide en algún momento ,que no logras localizar, que debes ser de un modo determinado y lo haces. Interpretas tu papel forzada, en una mala obra y con un guión nefasto .

Así pasa un tiempo, unos años, una eternidad .. hasta que te sientas acompañada de ti y piensas; te asomas al abismo en el que has puesto la punta de tus pies cansados ya de recorrer su orilla haciendo equilibrios para no desnivelarte y caer derrumbada.

Entonces ves, miras.. y aparece una mezcla de de piedad, de compasión, de rabia y de lujuria por la vida, por tu vida malinterpretada; te entra gula , avaricia por moverte sin cuerdas de marioneta y las cortas.

 Libre al fin, echas al abismo, al remolino del olvido el tiempo malgastado, los pensamientos cercenados por el temor , la perplejidad , el miedo y  renaces, te pares de nuevo… abres los ojos por primera vez y percibes las palmadas del paritorio de la vida. Lloras emitiendo el primer grito, inhalas aire por primera vez..

BIENVENIDA...

CARMEN FABRE



4 comentarios:

mariel monente dijo...

Maravillosas palabras y tan ciertas, un día la vida nos muestra su fugacidad, y quien sabe y puede verlo lo hace. Gracias por recordarnos que esa música del tiempo propio que bailamos, es nuestra única verdad.

Mari Carmen Azkona dijo...

Qué difícil es encontrar nuestro lugar en la vida. Como le ocurre al personaje de tu bello texto, no siempre tenemos la libertad de elegir lo que queremos, o nos asusta esa libertad...Pero no hay que pensar que se ha malgastado del tiempo. El bagaje es importante, los errores son lecciones, las caídas, cicatrices que nos hacen más fuertes...Forman parte de nosotros y es lo que nos da el conocimiento y el valor para cambiar, para nacer.


Precioso texto, enhorabuena.

Besos y abrazos.

CARMEN dijo...

Mariel, la vida tiene fecha de caducidad. Vivir de un modo u otro hasta ese momento ... depende fundamentalmente de nosotros..

Gracias por tu visita.¡¡un abrazo¡¡

CARMEN dijo...

Mari Carmen,siempre acompañando y animando. Muchas gracias, sé que estás.

Y efectivamente es difícil encontrar nuestro lugar pero todavía lo es más si en vez d buscarlo, esperamos a que llegue y, muchas veces, es lo que hacemos.. hasta que...nos damos cuenta..

Besos de sábado¡¡

Publicar un comentario

Gracias por visitarme.