sábado, 28 de julio de 2012

A VECES.



A veces doy un beso en la almohada, siento la sal de una lágrima  cristalizada en el violeta de los párpados y noto el pliegue de mi espalda  que retiene la huella de una caricia.

 A veces cierro los ojos solo para verte pasar.

CARMEN FABRE

11 comentarios:

Emilio Porta dijo...

Te dije un día, Carmen, que el que es verdaderamente escritor lo es en todos los géneros. Tú lo demuestras porque acabas de escribir un poema excepcional. No hay que confundir la Poesía con los versos. Realmente bello, Carmen...me ha encantado.

Emilio Porta dijo...

Tienes un precioso blog, aparte de todo. Lo que está escrito, los enlaces, la estructura, el diseño...y no podía tener mejor nombre. Bueno... que lo que yo pienso de ti y de tu obra y trabajo ya lo sabes. Pero no está de más, de vez en cuando, explicitarlo públicamente. Un abrazo y todo mi cariño y reconocimiento.

CARMEN dijo...

Muchas gracias por los dos comentarios. Eres un gran amigo y compañero.

Un abrazo, Emilio.

Laura Caro dijo...

Después de lo que ha dicho Emilio, poco puedo añadir, que llevas ese don de la palabra a un punto de belleza casi insuperable.

Cerremos los ojos, Carmen, y sintamos todo lo que nos rodea. Es un ejercicio estupendo que deberíamos hacer a diario.

Un abrazo grande y agradecido.

Mari Carmen Azkona dijo...

Llevo un buen rato en tu espacio, Carmen, y me da pena dejarlo, y que me abandone esta sensación de bienestar que ha dejado en mí tus palabras. Es difícil expandir grandes y profundos pensamientos en distancias cortas. Solo los buenos escritores y con una sensibilidad especial son capaces de hacerlo. Tú lo has hecho y de una manera, además, hermosa.

Como dice Emilio, no hay que confundir versos con poesía. Este poema es la confirmación a sus palabras. Me quedo en esa caricia retenida en el pliegue de la espalda. Qué bella imagen...

Enhorabuena, Carmen, y gracias por dejarnos visitar tu universo, que cada vez es menos tuyo para pasar a ser nuestro.

Un beso.

CARMEN dijo...

Laura muchísimas gracias, tus palabras viniendo de ti tienen para mí un gran valor.

Sí, cerremos los ojos e imaginemos..

Un fuerte abrazo, de verdad.

CARMEN dijo...

Gracias a ti, Atxia. Una vez me animaste a escribir, me empujaste y me atreví... tú y otros como tú han hecho posible que logre expresar lo que creo siempre estaba.

Un beso muy fuerte y otra vez mi agradecimiento.

CARMEN dijo...

Atxia una vez, hace un año me empujaste y animaste a comenzar a escribir junto con más amigos. Nunca te lo agradeceré suficiente. Tu comentario me ha emocionado...

Un beso muy grande.

Mila Aumente dijo...

¡Qué bonito,carmen! Ocurrente y natural;como esos sueños que palpamos con los ojos cerrados.

Un besito.

Manuel dijo...

Carmen: todo un mundo de sueños en tu escritura.

Lo real se funde con lo imaginado, lo perfecto con el color violeta que denota sufrimiento. Lo húmedo con lo salado.

Imágenes cargadas de sugerencias y que cada cual las tome como quiera.

Me gustó.

Mcarmen Fabre dijo...

Gracias Manuel. Efectivamente lo que se escribe deja de ser tuyo y pasa a formar parte del que lo lee...

Un beso.

Publicar un comentario

Gracias por visitarme.