domingo, 9 de diciembre de 2012

CRIPTOGRAMA



Temo enlazar soledades,   tejer   hilos en mi boca y  convertirla en hoguera que queme las palabras de tu nombre. Un abismo de silencio nos separa.

 En punto muerto ahogo, en la garganta, el desencanto.

CARMEN FABRE

14 comentarios:

Manuel dijo...

Cuando te pones en poesía desbaratas la serenidad de quien te lee. Al menos la mía. Poesía inquietante y llena de sugerencias.

Muy buena, Carmen. Un beso.

Vichoff dijo...

Eres maestra en el arte de decirlo casi todo con casi nada.
Reverencia, reverencia, reverencia...
:-)
Y un abrazo.

Emilio Porta dijo...

No hay desencanto que pueda con tu encanto...como escritora y como persona, Carmen. Y tu fuerza y sensibilidad. Un abrazo.

©Laura Caro dijo...

Me llegó dentro, Carmen.
Soledades y silencios...
Uff.

Un abrazo grandote.

Mcarmen Fabre dijo...

Manuel espero no haberte desbaratado mucho.. gracias por tus palabras, amigo.

Un beso en esta tarde de domingo.

Mcarmen Fabre dijo...

Y tú en decir todo con cualquier número de palabras, Fefa.

Muchas gracias y un beso grande.

Mcarmen Fabre dijo...

Emilio eres el empuje y la generosidad , siempre.

Un abrazo.

Mcarmen Fabre dijo...

Laura ,me gusta que haya llegado, de eso se trata cuando escribimos; aunque el mensaje que emitimos vuela libre en cuanto sale del teclado y lo lee otra persona.. Besos y abrazo.Gracias por todo.

Mari Carmen Azkona dijo...

Síntesis, concentración de imágenes, de emociones, de situaciones… Eres fantástica condensando un mundo :-)

Besos y abrazos.

La Solateras dijo...

Una hermosa brevedad llena de sensaciones.

Un abrazo

Mcarmen Fabre dijo...

Gracias Mari Carmen, muchas gracias.

Un beso.;)

Mcarmen Fabre dijo...

La Solateras , gracias por tu comentario siempre cariñoso.

Un beso grande ;)

Rosa dijo...

Siempre llego tarde a arrepentirme de no haber venido antes mi querida Carmen... menos mal que me compensa leer todas las entradas perdidas en la vorágine de este mundo.

Ese endecasílabo: "que queme las palabras de tu nombre" me parece delicioso, como todo el poema o lo que que tú quieras que sea, porque sirve para sentir la buena literatura en el estilo que se prefiera.

Un abrazo mi niña. Un placer llegar

Mcarmen Fabre dijo...

Tú nunca llegas tarde, Rosa y para mí es siempre un placer, eso sí, esperado tu visita y ,sobre todo, tus palabras generosas, muy generosas.

Un beso enorme.

Publicar un comentario

Gracias por visitarme.