viernes, 7 de diciembre de 2012

REGRESO





Hubo un tiempo en que no existía  enfrentamiento con ningún designio, en que lo inadecuado era la norma y el deseo reinaba.

 Hubo un tiempo, sí, lo hubo  y solo buscaba  un sueño.

 Un sueño  por el que tú nunca quisiste luchar.

CARMEN FABRE



7 comentarios:

Vichoff dijo...

Ni se te ocurra guardarte todos esos besos, jamía. Antes bien, como dijo NClarin en la presentación de su libro, consúmelos preferentemente cuanto antes. Más de uno y más de dos pagarían por ellos. Un abrazo, preciosa.

Manuel dijo...

Hubo un tiempo de jugar, Casrmen. Luego vino otro tiempo, largo, para aprender.

Ahora, las trompetas anuncian tiempo para luchar. Y no podemos desoír al ángel que nos llama.

Es el tiempo, Carmen, el tiempo que nos llama...

Rafael Mulero dijo...

Carmen, enciendo el Pc y mi pantalla se llena de esos besos que recibes, que son tuyos, que te mandamos algunos de nosotros y yo no me apropio de ninguno porque sería una indecencia y una traición. Para ti en primer lugar mi beso, y como no para la mujer sugerente de la foto, ¿me permites que le mande uno? Y uno especial al pequeñín.

Mcarmen Fabre dijo...

Un abrazo Fefa y gracias por tu visita.. ven cuando quieras yo ahora te devuelvo la visita.;)

Mcarmen Fabre dijo...

Sí Manuel, hay un tiempo para cada acción, es así.

Un beso y muchas gracias por venir a mi blog que ya te echaba yo de menos. ;)

Mcarmen Fabre dijo...

Rafael muchas gracias por tu comentario.Le daré ese beso ;)

Ana Montojo dijo...

Precioso y real. Besos mil.

Publicar un comentario

Gracias por visitarme.