viernes, 1 de agosto de 2014

MOMENTO


MOMENTO.

Rosa observa a su pareja y es consciente de que  ha pasado  con él la mayor parte de su vida.

 El amor, la pasión, la amistad y  la complicidad ya no existen ¿Cuánto hace?

No localiza el momento en el que cualquier comentario suyo  comenzó a resultarle molesto, absurdo, torpe, ridículo y su simple presencia le incomodaba.

Fernando mira a Rosa  ¿Cuándo dejó de interesarle su opinión? ¿En qué situación  le pareció insulso y tonto lo que hacía o decía?

El sonido de la  lluvia golpeando sobre  el tejado les sacó a ambos de sus pensamientos. Parecían los aplausos de un público ovacionando a un  mago que acabase de abandonar el escenario.


El magia se  había terminado.

CARMEN FABRE.

5 comentarios:

Frida dijo...

Por favor, que el mago saque algo más de la chistera antes del último aplauso. Magnífico micro, querida. Tan real que estremece.

Vichoff dijo...

Es tan difícil mantener esa magia... Muy bueno, MariFabre, me encanta esa metáfora de la lluvia aplauso (pero no te perdono esa coma herética del anteúltimo párrafo)
:-)
Besos, reina.

Mcarmen Fabre dijo...

Muchas gracias a las dos. Y un abrazo grande.

Dichosas comas ;).

Más abrazos y besos.

fco. javier dijo...

Y hay magias que duran tan poco... http://fragmentsdevida.wordpress.com/2014/09/14/amores-cotidianos-131-magia-desvanecida/

Mcarmen Fabre dijo...

Gracias Fco. Javier, un abrazo grande y es un placer encontrarte de nuevo por aquí.

Publicar un comentario

Gracias por visitarme.