viernes, 30 de enero de 2015

RAÍCES.


RAÍCES.

Regresé a casa, como me pediste.

Y me salieron raíces de esperarte, florecí, aguante vientos, aguaceros y tempestades.


Al cabo de un tiempo encontré las tijeras de podar, arreglé mis ramas, ahuequé mis raíces y me fui detrás de un sueño.

CARMEN FABRE.

6 comentarios:

Jorge Iglesias dijo...

Breve y contundente relato. Me ha gustado mucho

Ana Galán dijo...

Muy buen micro Carmen, Me encanta. Yo me hubiera arrancado las raíces directamente y aprendería la lección: no más esperar, que luego te salen raíces. Un abrazo.

Mcarmen Fabre dijo...

Gracias, Jorge. Encantada por tu visita.

Abrazos.

Mcarmen Fabre dijo...

Efectivamente, Ana.

Muchos besos y gracias por tu comentario.

Mcarmen Fabre dijo...

Efectivamente, Ana.

Muchos besos y gracias por tu comentario.

Javier Reiriz Villar dijo...

Es a las distancias cortas a las que les sacas más partido. Poético y esperanzador.

Publicar un comentario

Gracias por visitarme.