sábado, 18 de julio de 2015

DEMOCRACIA.

DEMOCRACIA.

El medio y modo escogido para el ataque del virus era perfecto: A través de las antenas de televisión. Se integraría en las ondas, llegaría cada vez a más personas y el contagio se produciría casi de inmediato. Cinco segundos de exposición al medio durante varios días eran suficientes.

Los síntomas se harían cada vez más evidentes: apatía, desconexión de la realidad, falta de atención, incapacidad para hilar pensamientos, para preguntar o cuestionar…

Cualquier suceso que no fuera banal  sería inmediatamente bloqueado , degradado, olvidado…

En unas semanas  iniciaremos la campaña electoral más fácil de toda la Democracia.


CARMEN FABRE.

2 comentarios:

Emilio Porta dijo...

Yo siempre he pensado que la mayoría esta por debajo de la minoría - me refiero intelectualmente, claro, como se ha demostrado a lo largo de la Historia - por ello el concepto "democracia" - la actual, la de las "elecciones formales", gracias a cuya exportación a bombazos los Estados Unidos han creado el actual caos en Oriente Medio y el Norte de África, actualmente me produce un cierto escepticismo. Que UPD tenga menos votos que Ciudadanos en función del "lider" que presentan ambos ( más atractivo o menos, lo mismo que en USA con Kennedy... o lo mismo el PSOE,.. en una población que no se lee los programas que presentan los partidos - y además da igual, en eso tienen razón, como ha demostrado el PP una vez que ganó las elecciones - todo da lo mismo. ¿El menos malo de los posibles sistemas políticos? Pues a estas alturas empiezo a cuetionarmelo. Porque la manipulación - como se está demostrando en Cataluña - es tal que empiezo a pesar que quizás haya que revisar el calificativo. En fín, cada día estoy más Orteguiano. Y es que a Ortega - que fue uno de los que trajo la República hasta que dijo "no es esto, no es esto" lo que no se le puede negar es cultura e inteligencia. De todas formas, el mundo está atravesando una situación en la que los problemas locales ( como el deseo de Artur Mas de pasar la posteriodad como Presidente de la República Catalana, pobre petimetre que no tiene otra cosa en que pensar, o el mamporrero de turno, Junqueras, que se alía con el diablo por pasar también a la Historia) en fín, que cada día me importa menos esta democracia formal manipulada en la que estamos. Así que, posiblemente, no vuelva a votar... porque los que me gustaban tampoco es que sean unos lumbreras, como se está viendo. Nada, Carmen, que estoy hoy todavía más negativo que tú con tu estupendo relato-artículo, un pequeño ensayo donde, una vez más, demuestras tu inteligencia.

Esther Planelles dijo...

Sólo una mente bien entrenada puede librarse de la manipulación de los mass-media y las redes sociales.
Nuestro sistema educativo mantiene, reforma tras contrarreforma, las heces del pensamiento lineal, al tiempo que los equipos docentes se esfuerzan por superar su germen de inmovilismo para preservar la plasticidad de las jóvenes mentes. Una batalla difícil de ganar.
Saludos.

Publicar un comentario

Gracias por visitarme.