martes, 22 de octubre de 2013

TE NECESITO.

TE NECESITO.

No es posible que me traiciones ahora, precisamente ahora.

Has compartido, desde que tengo memoria, todos los momentos importantes de mi vida.

Te has emocionado, llorado, reído, irritado, ilusionado, entristecido… Y siempre conmigo.

 Ya, ya sé que debí hacerte caso cuando me dijiste que no podía continuar así, que tenía cambiar, que no eras capaz de seguir mi ritmo mucho más tiempo… Prometo hacerlo.

Pero en este instante, te necesito.

No me dejes.


Late.

CARMEN FABRE.

5 comentarios:

Vichoff dijo...

Qué quiebro final, Carmen.
Me ha recordado a los "cortes" de los toros.
Buenísimo.
Un beso, reina.

Mcarmen Fabre dijo...

No suelo explicar lo que escribo pero esta vez sí lo hago.

Una amiga me comentó su miedo a no despertar de la anestesia en una operación y de ahí surgió.

A veces es una noticia, otras algo que vives y muchas querencias.

Besos.

Jose Gerardo Vargas Vega dijo...

muy bueno, Carmen,
Un beso
José Gerardo Vargas Vega

Ángeles Fernangómez dijo...

Ay, mi reina del relato corto, de esos finales que hacen ¡¡¡plofff!!! y ¡¡¡pumm!!! y todo lo que a golpe seco se le parezca. Un abrazo. Late.

JOSEP Mª Panades dijo...

El deseo de cambiar las cosas cuando uno teme que ya es demasiado tarde es tan intenso que puede incluso ser doloroso. Un abrazo.

Publicar un comentario

Gracias por visitarme.