lunes, 1 de junio de 2015

PARADIGMA.



Era un micro perfecto. Ciento veinte palabras, ni una más. Se compartió en todas las redes sociales, era el nuevo paradigma del microrrelato, me comparaban con Monterroso…

Salí en Telecinco y el guionista de “El príncipe” veía en él una posible miniserie.

Pero ocurrió algo. Un lector se dio cuenta de que había escrito “sino” en vez de “si no” y sobraba una palabra. Intenté arreglarlo pero cualquier palabra que suprimía desbarataba la increíble trama creada por mí. Al final quité un adjetivo,que siempre lo ponen todo perdido, pero ya no era igual. La historia cojeaba, no servía.


Estoy desesperada. .El guionista no atiende mis llamadas, mis amigos lo han eliminado de sus publicaciones  y ya no soy modelo más que de no saber escribir.

C.FABRE.

10 comentarios:

Pedro Pablo De Andrés dijo...

Todo un ejercicio de metaliteratura en menos de ciento veinte palabras. Sin duda uno de mis favoritos de la edición.
Un beso.

Ana Montojo dijo...

Es que dependemos tanto de las palabras... Muy bueno, Carmen. Besos.

Mcarmen Fabre dijo...

Gracias, Pedro. Un besazo

Mcarmen Fabre dijo...

Otro beso para ti, Ana y gracias¡

JOSEP Mª Panades dijo...

Simpático, más profundo de lo que parece y original. En resumen: muy bueno, que tampoco hace falta abusar de las palabras, jeje
Un abrazo.

Rosa B.G dijo...

Con gran sentido del humor vemos como el/la protagonista intenta suprimir una sola palabra que tira al traste toda una obra de arte.
A veces una sola palabra qué importancia cobra en nuestras vidas? en nuestras historias verdad? Escribir microrrelatos para mí es difícil, lo intento pero el suprimir para acortar un texto me cuesta. Vamos aprendiendo con el tiempo, poco a poco, van saliendo.
un abrazo

Emilio Porta dijo...

Es, sin duda, el sino de muchos escritores que, por un pequeño fallo, no entran en el canon. Si no fuera por estos peros cambiaría la fuerza del sino :-) Original planteamiento y, como siempre, un punto más allá de lo corriente.

Mcarmen Fabre dijo...

Muchas gracias, Rosa. Un beso grande.

Mcarmen Fabre dijo...

Un abrazo, Emilio y gracias¡

Mcarmen Fabre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Publicar un comentario

Gracias por visitarme.